miércoles, 19 de septiembre de 2012

Gracias

Muchas gracias a tod@s aquell@s que empleáis vuestro valioso tiempo en leer mis entradas, de verdad, siempre os estaré muy agradecido. Durante estos dos años -la primera entrada se publicó el 6 de marzo de 2010- de mantenimiento de esta humilde bitácora, se han producido muchos cambios en mi vida, tanto en lo profesional como en lo personal, con un maravilloso hijo. 

En un principio, el blog tenía como finalidad difundir los fondos documentales del Archivo General del Ministerio de Justicia, en especial los expedientes de títulos nobiliarios, que llevaba describiendo desde 2007 como responsable técnico del mismo. Este centro era un auténtico desconocido para muchos investigadores, incluso para algunos archiveros. Las posibilidades de investigación resultaban ser excelentes, con expedientes de cofradías, expedientes personales de justicia -muchos depurados-, el Tribunal de la Rota, el famoso Armario Reservado, casi todas las constituciones españolas, el Patronato Central de Nuestra Señora de la Merced, la Inmaculada Concepción y un largo etcétera. Como siempre decía, es un pequeño archivo histórico pero acompañado de un grandísimo archivo central, desbordado por las oficinas, vamos como muchos otros centrales del sistema archivístico español, lo que acarrea muchos problemas para el personal que trabaja en el mismo, ya que por un lado no puede transferir -al menos en grandes cantidades- a los archivos intermedio e histórico -también colapsados-, y por otro recibe tal magnitud de documentación de las unidades que impide dedicarle tiempo a la descripción de esos otros fondos "históricos" que comentaba.

La difusión del Archivo, pretendía hacerse desde la propia administración con un pequeño proyecto de censo-guía que nunca acabó de cuajar, y eso a pesar de enviar correos a la mayoría de los archivos que se localizan en España (municipales, diputaciones, histórico-provinciales, estatales, etc), y que muy amablemente fueron contestados por todos, facilitando información sobre las distintos tipos documentales que custodiaban.

El objetivo final era publicar esa información, ayudando de esta manera a los usuarios que investigan sobre nobiliaria o genealogía. Lamentablemente, se quedó en el limbo, y sólo se han publicado algunos resultados en este blog personal, en vez de la página institucional que tenía pensada elaborar la administración, junto con la publicación de todos los expedientes de títulos nobiliarios digitalizados con sus respectivas descripciones.

Con el nuevo cambio profesional, pensé en claudicar y abandonar el blog, pero algunos de vosotros me animásteis a continuar, y aunque también he recibido críticas -no todas constructivas-, opté por seguir alimentando el mismo con nuevas entradas.

Superar la barrera de las 100.000 visitas suponía ya un reto, más en este campo de la archivística, muchas veces alejado de la difusión 2.0. Conseguirlo, me hace pensar que algo está cambiando en los archivos y sobre todo en l@s archiver@s, nos estamos actualizando, actuamos con las mismas herramientas que emplea el resto de los mortales, y por tanto nos posicionamos -como gremio- en la Web, si se me permite la expresión. Debemos seguir por ahí ... personalmente creo que si. Cuando aprobé la oposición y me destinaron a este centro, busqué en Google para conocer donde iba y salían unos 30 o 40.000 resultados -no recuerdo bien-. Ahora figuran 447.000...

Muchas gracias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada